Ventajas del grupaje marítimo de exportación para las Pymes

Ventajas del grupaje marítimo de exportación para las Pymes

Uno de los métodos de traslado de mercancía más utilizados en todo el mundo es el transporte marítimo, porque hay posibilidades de llegar a numerosos destinos a bajo coste. Sin embargo, cuando las empresas van a utilizar este servicio deben evaluar si la cantidad de productos que se van a llevar es suficiente para ocupar un contenedor o deberá contratar un grupaje marítimo de exportación.

A la hora de hacer un grupaje marítimo, las empresas especializadas necesitan conocer información puntual de la parte interesada, por ejemplo, el número de bultos, el tipo de mercancía, el peso bruto, el volumen (ancho, alto y alto) y, en caso de estar incluido, el palé o plataforma donde reposan los paquetes.

Las compañías responsables y con experiencia no recomiendan el uso de este tipo de envío para la mercancía refrigerada, como los alimentos, ya que aumentan las probabilidades de que se rompa la cadena de frío que protege el producto, durante el proceso de consolidación o desconsolidación.

Este traslado, también conocido en inglés con el nombre Less than a Container Load (LCL), es una solución eficiente y económica para el envío de mercancías que ocupan poco espacio y su entrega no es de carácter urgente. Por supuesto, los tiempos de tránsito varían de acuerdo con la ruta que deba seguir.

Por otro lado, la estabilidad y seguridad del transporte marítimo hace de esta opción una de las más buscadas por los pequeños y grandes comerciantes. La fiabilidad, la robustez y la resistencia de los buques hacen que se muevan con gran facilidad en condiciones atmosféricas más complejas.

Profesionalidad, confianza, excelente relación calidad-precio y amplias conexiones con puertos internacionales son otras ventajas que no pueden dejarse a un lado. En este sentido, las Pymes pueden verse beneficiadas en buena medida con esta alternativa segura y asequible.

Deja un comentario