Verdades y mentiras de las extensiones de pestañas Bilbao

Verdades y mentiras de las extensiones de pestañas Bilbao

extensiones de pestañas bilbao

 

El uso de extensiones de pestañas Bilbao ha sido una de las técnicas que las mujeres utilizan para tener una mirada  radiante. Y como todo lo que es novedoso trae controversia, estas no se han escapado. A continuación, intentaremos esclarecer las farsas que se dicen de este procedimiento.

Pero antes, es importante explicar que las extensiones de pestañas se distinguen de las postizas en los siguientes aspectos: las primeras se elaboran de seda o poliéster y se colocan de acuerdo con la inclinación y abundancia de las naturales, por el contrario, las segundas se encuentran alineadas en una tira corrida que debe ser dispuesta por encima de las cerdas originales y no se requiere de la ayuda de un profesional.

Dicho esto, se pueden dilucidar cuáles son los mitos y las verdades acerca de las extensiones de pestañas. Entre las interrogantes que se han conocido tenemos: ¿Estas hacen que se debiliten los pelos de las naturales? Falso, este es un elemento que no interfiere con el folículo piloso, por lo que no obstruye su funcionamiento.

¿Es un proceso doloroso? Totalmente falso, las diferentes técnicas que se aplican para poner las extensiones de pestañas son indoloras. Estas solo se adhieren mediante un pegamento especial sin requerir de cortaduras o materiales filosos que lastimen el parpado.

¿Al retirar las extensiones de pestañas se pueden arrancar las naturales? También es mentira, para quitarlas es recomendable ir donde los especialistas quienes lo hacen regularmente. Además, si por cualquier razón requiere de algún mantenimiento después de unas semanas, ellos pueden hacerlo.

Del mismo modo, una de las falsedades más difundida acerca de las extensiones de pestañas, es el efecto nocivo del pegamento. Hay quienes afirman que el abuso de este proceso puede causar daños irreversibles en la córnea, perdida de las cerdas originales o incluso padecer de conjuntivitis.

Todas estas complicaciones, en general no son causadas por el adhesivo, probablemente se deban a la mala praxis de quienes las ponen. Por lo que es recomendable, únicamente visitar centros estéticos que tengan personal altamente cualificado y en donde haya buenas normas de higiene para realizar dicho procedimiento y en Bilbao, probablemente, se encuentren los mejores.

Bilbao, es una localidad de España y es probablemente, uno de los lugares donde se ha vuelto tendencia entre las mujeres hoy en día el uso de esta técnica y para conocer cuáles son los establecimientos adecuados para aplicarlas, puede entrar en Internet y verificar los que se encuentren cerca de su residencia.

 

Deja un comentario