Propiedades ginecológicas del aceite esencial de árbol de té

Propiedades ginecológicas del aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té puro es utilizado para diversas afecciones. Por sus propiedades antisépticas y anti fúngicas es ideal para atacar las infecciones que se hacen presentes en las partes íntimas.

Debido a los cambios en el PH de la vagina es muy probable que las mujeres sufran de problemas con las infecciones vaginales. En menores escalas estas pueden controlarse con tratamientos naturales y el aceite de árbol de té es muy recomendando.

El aceite esencial de árbol de té para la higiene

La mayoría de las molestias de las partes íntimas provienen de la mala higiene. Al ser uno de los órganos que se encuentra expuesto constantemente a diversos factores, es más probable contraer o contagiarse con bacterias que se encuentran en el exterior.

Desde el uso de un baño público, hasta el contacto con genitales infectados, el medio de contagio puede ser constante. Para evadir estas bacterias es crucial mantener el área íntima limpia y con los cuidados preventivos pertinentes.

Por ejemplo, el té de árbol se utiliza en lavados vaginales, solo se necesitan de diez gotas en el agua para enjuagar el área. También, prevé las irritaciones causadas por tampones o toallas sanitarias. Unas gotas en el dispositivo intravaginal antes de usarlo son suficientes.

En el caso de las toallas se puede untar una pequeña cantidad en la misma o en el área vaginal antes de usarlas. Si se quiere practicidad se pueden agregar una docena de gotas al jabón íntimo que se utiliza comúnmente.

Contraindicaciones árbol de té puro

Aunque son más las propiedades de este aceite esencial que sus contraindicaciones siempre es recomendable tenerlas presentes. La manera en la que se deben utilizar y las cantidades apropiadas, precisan de mucha atención.

Al tener contacto directo con el aceite esencial de árbol de té en estado puro con la mucosa, en vez de aliviarle, puede causar más irritación debido a su concentración; es por ello, por lo que es conveniente evitarlo. Es mejor diluirlo en otros elementos, tales como agua tibia, cremas y jabones líquidos.

Las cantidades de producto a mezclar deben ser racionales, es decir no deben excederse. En el caso de que se presente cualquier reacción alérgica se tiene que suspender inmediatamente su uso.

Si de ingerirlo se trata es indispensable evitarlo cuando se esté embarazada o se sospeche de su existencia. Así como si se tiene alguna enfermedad gastrointestinal importante. Lo más significativo es que antes de dar paso a cualquier tratamiento con este aceite es pedir asesoramiento con un naturopata especializado.

aceite esencial de árbol de té puro
aceite esencial de árbol de té puro

Deja un comentario