Como identificar un entorno adecuado para realizar un proyecto

El reconocimiento de mi ser, de lo que decía Ortega y Gasset “Yo soy yo y mi circunstancia”, me lleva a concebir el mundo partiendo de lo que soy en mi medio, pero también de lo que puedo llegar a ser, y el nuestro al menos como profesionales es ser comunicadores sociales, y ahora con esta nueva oportunidad “para el desarrollo”, para desde mi nueva perspectiva de vida apoyaron mis habilidades, conocimientos, experiencias y acciones al mejoramiento de la calidad y calidez de vida de nuestra comunidad.

Si hasta ahora me comunicaba y no entendía porque a veces me canso y no le encuentro razón a lo que vengo haciendo, pese a poner toda la buena voluntad, el entusiasmo y los conocimientos, deberían ponerme a pensar si algo debo desaprender o reaprender para volver a comunicarme primero conmigo mismo y luego con ese entorno cambiante, en el cual a diario interrelacionamos directa e indirectamente desde el sitio de trabajo, la vida familiar, el barrio o desde la intimidad.

Cambiar las miradas, a lo que te rodea, y a quienes te rodean para verlos ya no en blanco y negro sino a colores, ver sus rostros, sus manos, su olor, sabor, textura, verlos en la diversidad y en la unidad, pero verlos más allá de los pensamientos y palabras verlos como protagonistas, como seres humanos íntegros.

Y si ya hemos identificado a los que nos rodean de cerca y estamos tratando de preparar un proyecto de comunicación para otro sitio no cercano al nuestro, con mayor razón para ir en busca del reconocimiento de quienes serán o nos darán la posibilidad de seguir construyendo nuestro proyecto de vida, que no es más que la acumulación de cada proyecto en el que emprendemos.

Buscar el sentido a lo que hacemos en un proyecto, definiendo nuestra actuación es de suma importancia, porque nos ubica y nos abre el camino a recorrer, por ello debemos iniciar por delimitar el territorio de actuación.

Cuando hablamos de territorio se puede desagregar el sitio para ver si el área es rural o urbana; Si es una ciudad o es una parroquia; Un barrio, un parque, una iglesia; Otro espacios donde se reúnen personas, gentes, actores que interesan a nuestro proyecto; y, otros espacios a los quo queremos cubrir o a los que queremos llegar.

“En el escenario se une una dimensión humana, la de los actores, la de las gentes, la de sus historias; una dimensión física, la de los lugares, la del territorio; ambas, al ser tenidas en cuenta en el trabajo comunicativo, lo enriquecerán y acercarán a los interlocutores; los harán sentirse reflejados, partícipes, presentes en las propuestas y en las acciones que se desarrollan.”

Trace su cancha

Posicionados en lo que se entiende por desarrollo, tenemos que comenzar a definir dónde nos movemos como “pez en el agua”, y reflexionar cuáles son nuestras mejores opciones, si tenemos qua actuar en el entorno e iniciar a soñar en nuestro proyecto describiendo el escenario que se nos presenta.

Para ello es importante tener presente que el entorno y el escenario no son estáticos y por lo tanto aún cuando ya este en marcha nuestro proyecto hay que volver siempre a remitir para entender los avances y cambios. Y sobre todo hay que trazar la cancha, es decir ubicarnos donde actuaremos y definir sus límites, porque debemos estar convencidos de que no podremos resolver todos los problemas ni contentar a todos, solo podemos hacer aquello que está a nuestro alcance.

El escenario entonces se define a través de unos actores, de un territorio y de unas acciones sociales y este escenario es parte del entorno, pero se delimita a partir del tema y objetivos de nuestro proyecto.

Como no todos los escenarios tiene a todos los elementos, tendremos que mirar bien en donde esta ubicado nuestro proyecto, porque debemos tener presente: – La atmósfera o ambiente humano

– Las condiciones físicas: espacio, vivienda, aire, sonido

– Los servicios básicos: agua, luz, alcantarillado

– Los espacios de comunicación: vías, radio, televisión, prensa, teléfono, internet.

– Otras cosas del ambiente: espacios verdes, estética.

Deja un comentario